Arquitectura del triatlón

Arquitectura del triatlón

“Triathletes aren’t born. They are made” / “Los Triatletas no nacen, se hacen” 

La gran mayoría de los triatletas Age Group tenemos una formación previa al triatlón, y puede que seas pedagogo, abogado, ingeniero o como yo, arquitecto.

Considero que mi formación es muy impregnante, y me cuesta no usar palabras como proyecto, diseño, fundaciones, base, en contextos que no sean de arquitectura porque, al fin y al cabo, todos tenemos un proyecto el cual deseamos concretar/edificar. Una de las definiciones de proyectar es: “arrojar con fuerza hacia delante”. Esta definición es vital para mí, y me ayuda a darme orden y mantener la motivación a lo largo del tiempo.

En un proyecto de arquitectura como una vivienda unifamiliar, se necesita a un equipo profesional para poder llevarlo a cabo y edificar correctamente como el arquitecto plasma en el papel. En este equipo está el constructor, el ingeniero calculista, el eléctrico, etc... y en otras edificaciones con mayores requerimientos también se puede incluir a un especialista en bioclimática, e incluso seguridad… todo depende del proyecto y su presupuesto. Y en el triatlón no nos alejamos mucho de esto. Está el entrenador general, o quizás tengas un entrenador para el nado también, un nutricionista, un kinesiólogo, etc. Nuevamente, todo depende del tipo de proyecto y su presupuesto.

Un proyecto de arquitectura es un punto de inflexión, y se concreta cuando la idea de forma del proyecto está lista, lo que dará inicio a la edificación; antes de esto se denomina “ante proyecto”.

Sin embargo, la forma del proyecto está condicionada a numerosas variables:

- Forma del terreno, orientación, clima, materialidad, tipo de suelo, futuros usuarios, etc.

Igualmente en el caso del triatlón, uno parte con una base, uno mismo que sería el terreno. Por ejemplo, ver las condiciones del terreno, sería como ver las aptitudes naturales del proyecto del triatleta. Este proyecto de triatleta podrá pasar por alteraciones tanto mentales, emocionales y corporales, así como también se puede alterar el terreno extrayendo tierra o agregando.

- Los materiales para construir también pueden ser condicionados al contexto del terreno y/o a los requerimientos. De la misma forma en el triatlón, debes por ejemplo escoger un correcto wetsuit para ti: Si eres buen nadador te convendrá un traje flexible, en cambio, a alguien que le cuesta flotar deberá optar por un traje con mayor flotabilidad. En lo personal me encanta el WikiWiki de Zoot. Este no sacrifica flotabilidad por flexibilidad, ya que desarrolló unas mangas muy delgadas con “gotas” de neopreno, lo que ayuda a tener flotabilidad con la sensación de tener un traje sin mangas.

- En el proceso de edificación de la vivienda, pueden surgir nuevas ideas y/o problemas donde se tendrán que hacer adaptaciones al proyecto. Lo mismo ocurre con el triatleta; éste irá descubriendo durante su entrenamiento/formación/construcción distintos objetivos, de modo que el proyecto puede ir cambiado también.

- Una casa estando lista y habitada puede cambiar en el tiempo, agregar una habitación, cambiar el techo o pintar paredes, incluso se pueden romper cañerías. En cuanto al triatleta, este puede ir mejorando y desarrollándose en el tiempo, así como puede tener épocas de retroceso y también puede lesionarse.

- El tiempo es una variable a considerar para ambos contextos. Si te apresuras en entrenar demasiado, acumular muchos kilómetros en poco tiempo puede que no sólo te lesiones, sino que tu cuerpo no logre asimilar lo entrenado. Para esto debemos aprender a ser pacientes, entender los procesos y darle importancia al tiempo. Lo mismo ocurre en la construcción; hay plazos que se deben respetar, el hormigón tiene una duración en que su estado aún está plástico, la pintura tiene un tiempo para su secado, etc…

Si bien no siempre aplico esta analogía de forma consciente, de cierta manera impregna todo lo que hago inconscientemente. Me gusta planificar a 1 año o más las carreras y estar pendiente del proceso, buscar distintas formas para mejorar intentando siempre no desviarme de lo principal, las fundaciones, muros y techumbre, que en otras palabras significa seguir los consejos de mi coach, quien vendría siendo el arquitecto del proyecto, y quien posee una visión tanto global como de los detalles del mismo. Es importante aprender a confiar en delegar esta responsabilidad, pues es parte fundamental para que el proyecto resulte de la mejor forma.

Ahora, quizás puedas hacerte la siguiente pregunta: ¿Cómo quieres y puedes construirte como triatleta? Puede que te ayude a orientar tus objetivos y formas para llegar a estos.

 

Por: Pablo Schaelchli

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados