noviembre 13, 2020 2 Minutos de Lectura

La transición es un momento de la competencia que ocurre solo dos veces en el triatlón, por eso no debes cometer ningún tipo de error, ya que podría afectar de manera significativa tu tiempo final.

De nada servirá mejorar tu natación, bicicleta o trote, si luego te demoras más de la cuenta en la T1 o T2. A continuación te dejamos algunos consejos para que entrenes este momento de la competencia, y para que pronto puedas dar lo mejor de ti.

Antes de comenzar, debes tener todos los implementos que usas en estas, como bicicleta, casco, zapatillas, calcetines, etc.

Quienes están dando sus primeros pasos en este deporte, también pueden tener muy buenos tiempos en la transición, solo es cuestión de entrenar T1 y T2 tal como si estuvieras compitiendo. Siempre debes recordar que esta es la cuarta disciplina del triatlón. 

Para comenzar con el entrenamiento es importante hacer un calentamiento que esté entre los 10 y 15 minutos de bicicleta a ritmo bajo o medio, en Z1 (60-70% frecuencia cardíaca máxima).

Luego de terminar tu tiempo en bicicleta, quítate los implementos de ciclismo y ponte las zapatillas de correr para empezar a trotar durante 10 minutos, con la misma intensidad que lo hiciste en bicicleta.

Luego viene la sesión principal del entrenamiento, que consiste en 4 series de entre 5 y 8 minutos en bici dando vueltas cerca de tu casa a 85-90 rpm en Z1 (75-80% frecuencia cardíaca máxima).

Cuando estés próximo a terminar las 4 series y llegar a tu casa, debes intentar hacer una transición suave y rápida, pedaleando entre 4 y 6 minutos a un ritmo rápido, pero en el que estés relajado.

La idea es lograr la mayor habilidad en hacer el cambio de una disciplina a otra y aprender a utilizar toda nuestra equipación mejor, longitud de zancada e incluso postura para conseguir la máxima fluidez al pasar del ciclismo al trote.

Si ya llevas un tiempo en el deporte, puedes cambiar el trabajo principal haciendo 6 series de 5 minutos dando vueltas cerca de tu casa en bicicleta, a 85-90 rpm pasando de la serie uno a la sexta de un esfuerzo constante en Z1 superior a un esfuerzo final en Z3 inferior (88-90% frecuencia cardíaca máxima).

Para finalizar el entrenamiento, puedes hacer algunas vueltas de soltura en plato chico y recuerda siempre elongar, muchas de las lesiones son producto a que nos saltamos esta parte. Si sigues estos consejos, seguro mejorarás tu T2 y ganarás algunos segundos en esta parte de la carrera, lo importante es que se te haga lo más natural posible.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

Ciclismo: ¿Cómo programar tu entrenamiento?
Ciclismo: ¿Cómo programar tu entrenamiento?

octubre 19, 2020 2 Minutos de Lectura

Ver artículo completo
5 consejos para mejorar la respiración al nadar
5 consejos para mejorar la respiración al nadar

septiembre 17, 2020 2 Minutos de Lectura

Ver artículo completo
Resiliencia: Las claves de Tim Don para volver a competir
Resiliencia: Las claves de Tim Don para volver a competir

septiembre 09, 2020 2 Minutos de Lectura

Ver artículo completo

Suscríbete a nuestro newsletter