Correr por sensaciones… correr libre!

Chica, Padilla, Pame, Pamela, Pre, Prefontaine, Sensasiones, Team Bustos -

Correr por sensaciones… correr libre!

Correr por sensaciones… correr libre

Antes de empezar a hacer triatlón, el tenis era mi deporte. Pasaba horas y horas metida en la cancha, como siempre… obsesiva. Buscando una manera de durar más en los partidos, decidí empezar a correr. En un inicio eran sólo 20 minutos alrededor de mi cuadra, con el paso del tiempo me empecé a alejar cada vez más. Nunca salía con algún kilometraje o cierta velocidad en mente, uno porque no me interesaba y dos, porque no tenía idea de toda la jerga del mundo del running. La palabra “pace”, o cuánto te demoras por kilómetro la escuche por primera vez cuando entre a Team Bustos. Cuando yo salía a correr, lo hacía porque me hacía feliz, sí debo admitir que si veía a alguien al frente mío siempre intentaba pasarlo, eso es algo que aun no cambia haha, pero no tenía idea de la velocidad a la que iba, solo ponía un pie delante de otro una y otra vez hasta que decidía volver a casa.

Cuando entre al Team, me di cuenta que todos usaban Garmin o Polar, todo estaba medido con números. Ahorré plata y me compré mi primer Garmin. Poco a poco, y como es normal en el ser humano, el ego empieza a tomar fuerza y cada Lunes, que son los días que corro mis fondos, quería salir a correr lo más rápido que podía, cada Lunes mejor que el anterior, y obviamente dejar el registro de mi pace en el Garmin. Sin darme cuenta, comencé a hacerme esclava del reloj, corría y ya no lo disfrutaba tanto, solo miraba el reloj para ver a cuanto iba. Si un día me sentía bien, era feliz, pero si un día estaba más cansada, me bajoneaba por que no veía los números que yo quería ver. Le ponía igual, y el Miércoles que corremos pista, entrenaba pésimo ya que había reventado mis piernas tratando de correr rápido cuando mi cuerpo me decía que no, era todo un círculo vicioso.

Fue entonces, cuando recibí uno de los mejores consejos de la vida, por parte de Lalo, mi entrenador. Un Miércoles, post pista, en que yo estaba deprimida por no haber entrado en mi tiempo por piernas cansadas, él me dice. Pame, quizás los Lunes estas saliendo a correr muy rápido….y yo al principio, ofendida haha…cabra chica e inmadura…le digo no, corro como tengo que correr. Y él con su paciencia infinita, me dice, “no todos los Lunes puedes correr igual, ya que no todos los Lunes tu cuerpo va a estar igual, esto depende de la carga con que vengas. Lo mejor es que corras por sensaciones, los fondos, son para desarrollar tu velocidad aeróbica, eso no es matarte, es ir a una sensación no cómoda, pero tampoco incómoda, algo que puedas mantener todos los km que tienes que correr. Olvídate de los números. Y yo le dije, pero es que yo necesito saber a que pace corro…no puedo salir sin el reloj. Y él me dice, (algo que me marcó) un buen corredor sabe a que pace va sin la necesidad de usar un reloj.

Fue entonces cuando mi meta fue esa, aprender a saber a que pace iba sin un reloj y a correr por sensaciones. Fueron meses de autoconocimiento. El primer paso fue aceptar que no siempre iba a ir rápido, cuando logré eso fue un tremendo alivio, ya no salía con la presión de matarme corriendo, sino que salía y trataba de sentir mi cuerpo, sentir mis piernas, sentir mi corazón…encontrar ese punto de ir no cómoda pero tampoco incomoda y quedarme ahí. Empecé a ser feliz nuevamente corriendo, era como cuando corría en mis inicios. Al mismo tiempo, durante los primeros meses, seguí usando el Garmin, pero solo como una ayuda educativa, lapeaba cada kilómetro y antes de mirarlo…decía este km fue a 4.30 promedio, miraba el reloj y veía que tan cerca estaba o no de lo que había sido. Así llegó un punto en que podía saber exactamente a que pace iba en plano, en bajada o en subida, solo por mi frecuencia de pasos, por mi sensación de exigencia, por como sentía mis piernas y mi corazón . Fue entonces cuando me saqué el reloj. Dejé de ser una esclava de los números, y ahora corría libre. Fue ahí que me pegué un salto en el trote, ya no terminaba los fondos molida, los entrenamientos en pistas me salían cada vez mejor y en las carreras que es cuando tengo que correr rápido para salvar mi nado y bici que aún tienen por mejorar, lo podía hacer. Igual hay días, en que prendo el Garmin y salgo a ponerle un poco más, eso lo hago como una vez cada tres meses, y siempre después de las transiciones de bici los sábados. Supongo que todos los triatletas me van a entender lo feliz que te hace ver un buen número en tu reloj y compartirlo, sobre todo después de pedalear kilómetros y kilómetros, al final es sano también, darse esos regalos. Pero el balance es lo mejor, por lo menos en mi caso, yo creo que es lo que más me ha ayudado. Hoy en día están todas estas “maquinitas” que nos dan valores y números, y (esto es una opinión personal) muchos se hacen dependientes de solo eso y se olvidan de conocer y escuchar la máquina que más importa, que es tu propio cuerpo.

 

Por: Pamela "Chica" Padilla

 

 


2 comentarios

  • Felices y Sanos

    Fantástica evolución técnico deportiva que además de permitir estar entre los mejores muestra que conocerse bien uno mismo es la mejor estrategia para ser feliz, exitosa y sana lo que permite ser campeon y dichoso…
    Felicitaciones Pamelita…

  • Condtantino

    Que bueno leer este tipo de experiencias y comparto en pleno lo que dices. Cuando se que ando muy mal definitivamente quito la visualización del pulso y voy a sensación. Y aunque estoy entrenando en base a potencia en bici intento no esclavizarme y si no se puede no se puede nomas … en especial en los fondos a ritmo semi incómodo que por la fatiga de días previos el corazón no late igual de bien y uno cree que va lento pero realmente va a la misma v3locidad y empiezas a machacarte e incluso torturarse… Es ahí cuando extraño salir con amigos de buen nivel que te ayudan a arrastrar parte de la carga mental de los trabajos físicos pero la realidad es que uno entrena en solitario y los resultados y disfrute se van postergado cada día más y ya no es como las primeras veces que uno disfrutaba en todas las veces. … eso. Un abrazo

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados