COMO PREVENIR LESIONES PARTE 1.

COMO PREVENIR LESIONES PARTE 1.

No Pain No Gain… Sensaciones que debemos considerar

 

Día a día atendemos consultas de pacientes que están comenzando a entrenar o que ya llevan mucho tiempo haciéndolo, desde deportistas amateur hasta deportistas de alto rendimiento de distintas disciplinas y nos hemos dado cuenta que independiente de la disciplina deportiva que realicen se repite bastante un patrón conductual que hace referencia al “Si No Duele, No Sirve”, “No Pain No Gain”. El desconocimiento de las “sensaciones”, como reconocer una sensación o posible signo de “dolor por lesión” o “dolor por deporte” es una incógnita en la mayoría de los deportistas y por qué no decirlo de entrenadores. Uno de los puntos que más puedo aplaudir es que actualmente la gente está comenzando a moverse, realizar actividad física y deporte, pero la mayoría se salta un paso y comienzan a realizar deporte sin consultar un especialista ni chequear la condición actual para poder avanzar en la actividad que tiene como objetivo. Es por este motivo que hemos decidido realizar un pequeño aporte a lo que actualmente se está desarrollando en el mundo de la medicina deportiva y por sobre todo en la prevención.

 

Sabemos que las lesiones se generan muchas veces por sobrecarga o movimientos repetitivos, especialmente en deportistas, pero existe otra causa a veces olvidada o poco conocida denominada: La Carga Asimétrica.

Hablamos de carga asimétrica si un runner tiene una pisada diferente con un pie que con otro en la fase de apoyo, si un ciclista tiene mayor rango de flexión en una cadera que en la otra o si un nadador tiene más rango de elevación en un hombro que en el otro, etc. Esta asimetría se genera principalmente por restricciones o limitaciones de los rangos de movimiento articulares.

Pueden provocarse por sobrecarga, vicios posturales, stress, alteraciones emocionales, falta de descanso, alimentación, entre otros. Son estos detalles los que van afectando articulaciones y generando lesiones que dividimos en: ascendentes o descendentes. Por ejemplo una restricción del movimiento en el tobillo puede generar una lesión en la rodilla, a esto lo llamamos cadena lesional ascendente. Por otra parte una restricción del movimiento de la columna torácica que afecta por ejemplo a la a cadera es lo que llamamos cadena lesional descendente.

 

A continuación se dan 3 ejemplos de restricciones articulares que generan cargas asimétricas en los deportistas y por ende cadenas lesionales:

 

La rodilla es una articulación intermedia que se ve influenciada tanto por los movimientos de cadera como los de tobillo y pie, por lo que una lesión exclusiva de rodilla es rara a excepción de un evento traumático (corte de ligamentos, rotura de meniscos, fracturas, contusiones, golpes, etc), es por esto que la gran mayoría de las lesiones en esta articulación tales como tendinitis rotuliana, síndrome de fricción de la banda iliotibial (SFBIT) o disfunción patelofemoral (DPF) se generan por una restricción del movimiento en tobillo o cadera.

En tobillo una restricción del hueso astrágalo limita el movimiento de dorsiflexión (Fig.1), por lo que el organismo intenta compensar este movimiento con aumento del rango de movimiento en rodilla, sobrecargando estructuras y generando a mediano plazo lesiones. Podemos evaluar el rango y control neuromuscular ejecutando un simple Squat y obtendremos información relevante si podemos o no ejecutar este movimiento (Fig.2)

                   (Figura 1)                                                         ( Figura 2)

                            

Otro ejemplo de lesión muy común es el desgarro muscular de isquiotibiales a repetición. Cuando este músculo se desgarra, la causa es una alteración de movilidad del hueso iliaco correspondiente a la pelvis. (Fig.3)

(Figura 3)

                           

Una falta de movimiento en la columna torácica baja (Fig.4), evita que podamos extender bien nuestra columna, por lo tanto si tenemos una actividad que requiere elevación de hombros tal como la natación, probablemente esta articulación se sobrecargue debido a la falta de movimiento en la columna (Fig.5), generando posiblemente una lesión por ejemplo: tendinitis de supraespinoso. 

(Figura 4)
 

(Figura 5)

                                                    

Sin embargo, cuando uno presenta estas restricciones el cuerpo genera adaptaciones funcionales sobre estas cadenas lesionales, que si se mantiene el patrón restrictivo es cuando nuestra máquina comienza a presentar daños estructurales. Por lo tanto es importantísimo una buena evaluación en cuanto a restricciones de movimiento articular, funcionalidad, estabilidad, flexibilidad, propiocepción y fuerza.

 

En MedPro Clínica uno de los objetivos que tenemos es la prevención de lesiones, por lo que trabajamos día a día en estos detalles que muchas veces pasan desapercibidos. En los siguientes artículos abordaremos otros aspectos importantes para prevenir y prepararnos para el deporte.

 

Te invitamos a evaluarte en MedPro Clínica ubicado en el cuarto piso del Hotel Regal Pacific, Las Condes, a pasos del metro Manquehue y estacionamiento subterraneo gratuito para nuestros Pacientes. 

Agenda tu hora directamente aquí.

 

Como dice Aristóteles: “Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto sino un hábito”

 

Por: Hernán Plaza
MedPro Clínica

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados