AUTOCUIDADO: FACTOR DETERMINANTE EN EL RENDIMIENTO - PARTE 2

Braghetto, Consejo técnico, Endurance, Entrenar, Francesca, Ironman, kinesiologia, masaje, Mejorar, Natación, SwimBikeRun, Triatlón, Ventajas -

AUTOCUIDADO: FACTOR DETERMINANTE EN EL RENDIMIENTO - PARTE 2

Como prometido, acá la segunda parte de ese importante tema con más tips y consejos de como autocuidarse.

Si perdiste la parte uno, haga click ACÁ!

 

  • Masajes deportivos y descontracturantes: ésta es una práctica que debemos realizar con una frecuencia de al menos 2 veces al mes con el fin de sacar contracturas y prevenir lesiones. Este tipo de masajes es doloroso pero muy reconfortante, hay que apretar los dientes y aguantar tratando de no insultar demasiado a nuestr@ masajista por que al cabo de 50 minutos estaremos mucho mejor.

Es importante que el masaje sea realizado por personas capacitadas y, como señalé anteriormente, que tenga la capacidad de lidiar con el paciente que se va a estar retorciendo y gritando de dolor (¡Y vaya que yo sé de eso! Jajaja!).

De igual manera podemos ayudarnos con automasajes los cuales se pueden aprender viendo videos tutoriales en diversos canales de YouTube como fisioterapia online o FisioClinics Bilbao, en donde nos ayudan a descontracturarnos o aplicar “ciariax” en nuestros tendones inflamados.

  • Normatec: Quizás han visto o escuchado sobre este sistema que favorece la rápida recuperación muscular para nuestras piernas. En palabras sencillas son botas que aplican presión desde el pie hasta la ingle con impulsos de presión causando la eliminación de fluidos y metabólitos desde nuestros tejidos musculares.
  • Elongación: tenemos que darnos el tiempo para elongar y si se puede utilizar los tiempos muertos y aprovecharlos también para hacerlo. Los estiramientos contribuyen a tener músculos y tendones sanos, prevenimos los acortamientos y posteriores dolores y lesiones. Un músculo elongado es un músculo donde los vasos y capilares sanguíneos pueden entregar a los tejidos los nutrientes más fácilmente.

En mi caso elongo glúteos al estar sentada en el metro, o en mi lugar de trabajo. También lo hago cuando me visto o seco, después de la ducha elongo isquiotibilaes, al estar esperando una reunión elongo gastrosnemios y soleo en algún escalón…m Siempre tratando de pasar desapercibida (Jajaja).

Elongar es una práctica que aunque estemos atrasados, o apurados, hay que darse el tiempo o, mejor aún incorporarlo en la duración del entrenamiento como parte de él.

 

  • Foam Roller: o black roll es un rodillo que lo uso con frecuencia, al menos dos veces por semana y después de elongar en mis sesiones de preparación física. Hay diferentes formas para diferentes partes del cuerpo como para el pie o espalda. Yo lo considero como parte del automasaje, ya que nos ayuda a descontracturar los músculos y a soltar la fascia contribuyendo también a la buena distribución de nutrientes por el sistema vascular a nuestros tejidos musculares. Es igualmente de doloroso como un masaje descontracturante, si lo ocupamos bien y a conciencia, pero créanme que es muy bueno: lo uso desde hace dos años y en el gimnasio, al cual voy, al principio todos me miraban con cara de: “¿Qué está haciendo, porque se pasa ese rollo?” ahora me lo piden prestado y preguntan dónde lo compre.
  • Sauna: ésta práctica me fascina, me ayuda mucho porque aprovecho de elongar, repasar en mi mente entrenamientos, carreras y descansar. En general lo hago el domingo a última hora sola o en compañía, como ritual para comenzar la semana con recarga energética y mente y cuerpo relajado. El sauna tiene varios beneficios: mejora el sistema vascular, eliminamos toxinas, relaja nuestro músculos, disminuye los dolores articulares y favorece la transmisión nerviosa muscular, facilita una comunicación más eficiente y potente entre el músculo y el cerebro.
  • Evaluaciones Kinesiológicas: no necesariamente tenemos que llegar al kinesiólogo por que el traumatólogo nos envió. A medida que vas conociendo los tipos de dolores y sensaciones vas a ver la necesidad de algunos ajustes o, como yo le denomino “pasar por pit” para desbloquear articulaciones, alguna contractura mayor o ver qué parte de nuestro cuerpo necesitamos fortalecer. Personalmente apenas siento una molestia que no puedo “sacármela” con estas conductas mencionadas acudo donde mi kinesiólogo quien no solamente me saca de apuros sino que me da los mejores consejos, él me dedica su tiempo y oído, tenemos una gran relación. Con él he aprendido mucho siguiendo al pie de la letra sus indicaciones y muchas de las cosas que en este documento describo (que grande Hernan y su todo su equipo).
  • Calor local: el famoso guatero no puede faltar. Aplicar en músculos para soltarlos cuando los sentimos cansados y tensos, no duden en tener un guatero de semillas y si lo aplicamos antes de un auto masaje mucho mejor. Existen unos guateros eléctricos que también sacan de apuros, por ejemplo en la oficina, pero no se venden con mantitas para una siesta (Sería ideal!! Jajajajajaja).
  • Hielo o Frío: tener siempre en el congelador un gel nos puede ayudar con los dolores en los tendones, si lo aplicamos junto a calor en el músculo mucho mejor. El frío nos ayuda a que los metabolitos de la inflamación no lleguen a una zona vulnerable o lesionada, por lo tanto apenas sintamos dolor debemos aplicar hielo. Me imagino que han escuchado de las duchas con agua fría o tinas con hielo como se ven en algunos videos a Craig Alexander por ejemplo o Jan Frodeno. Sinceramente eso no lo hago pero sí después de una carrera me meto inmediatamente al agua (lago o mar) y he notado la diferencia que el dolor muscular es mucho menor.
  • Gestión Psicológica: todos pasamos por periodos malos porque dudamos de nosotros mismos, por estrés laboral o familiar, cambios hormonales, enfermedades o lesiones que nos paran, cambios que nos hacen “bajoneranos” o los nervios precompetencia. Varios nos recomiendan la ayuda de un psicólogo deportivo. Hasta el momento no lo he utilizado, pero creo que siempre es bueno acceder a alguien que nos pueda orientar a pasar esos “pantanos mentales”. Sí he utilizado acupuntura y homeopatía para balancear mi ansiedad y estrés. Tenemos que aceptar que pasamos por cíclicos y por ello siempre después de una mal momento viene uno bueno y debemos, eso sí, hacer que estos ciclos tengan tendencia o pendiente positiva para que siempre mejoremos. Debemos tratar de siempre buscar los mejores pensamientos y sacar lo bueno y constructivo para avanzar.

Todas estas prácticas son algunas de muchas que cada uno puede ir sumando y moldeando de acuerdo a sus requerimientos o necesidades particulares que, se pueden ir sumando a muchas otras que pueden ir apareciendo en el camino para llevar a cabo y con éxito tus propios desafío. Todo lo anterior, nos van a ayudar a tener mejor sensaciones, jornada a jornada, y ser mejores personas porque no hay límites, porque siempre se puede dar una brazada más, una pedaleo más, una zancada más y alcanzar nuestro deseo e ir por otro.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados